miércoles, 16 de marzo de 2011

Historias de Amor REALES

Voy a incluir un nuevo segmento (Onda que es un blog re desorganizado pero bue) "Historias de Amor REALES" Como dice el titulo, se va a tratar de historias de amor que realmente pasaron, sobe personas de mi entorno o alguna ves que haya escuchado alguna anecdota por ahí.

Empecemos con mi isnspiracion, la persona que me llevo a crear esta seccion: Mi maestra de Historia.
Mi maestra de historia es una mujer de 30 años, es alta, viste con elegancia y, ademas, es bailarina.
El día de hoy, no se como, surgio el tema de su esposo (Somos un curso TAN amoroso que compartimos todos con los profesores) Una chica pregunto ¿Como lo conocio?

Profe: La historia es bastante romantica, casi de pelicula. Me habian llamado a mi y a mis compañeras de baile a  bailar en un barco de marineros mercantes. Tiempo despues de ese día nos llamaron para ir a bailar a Buenos Aires con la condicion de que les enseñaramos tango a los marineros.
Ese día, en el barco, vino él, y me dijo ¿Queres que te enseñe el barco? Yo dige... ¡SI! Eramos como Jack Y Rose en el titanic, pero con destino a Buenos Aires.

Despues de esa noche, me dejo su numero de telefono en la placa de mi camarote.
Paso el tiempo, volvi a mi ciudad y con él nos mandabamos mensajes, pero un día dije ¡Basta, te tenes que buscar un hombre REAL, no alguien que viaje por meses y no sabes cuando va a volver, hasta aca llego!

Sin embargo, me volvieron a llamar de Bs. As. y fuimos ¡en el mismo barco!

Compañero-hinchapelotas: Y te lo chapaste?

Profe: Nos besamos, si.

Todos Todas: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Profe: Después de esa ves, nos seguimos viendo, salimos y nos enamoramos. Cuando me propuso matrimonio yo dije que ¡si! pero cuando hablaba con las mujeres de los otros marineros, todas estaban tristes o bajoneadas porque decían que viajar constantemente no era lindo, que extrañaban su hogar, sus familias, sus amigos, ¡todo! y días antes de la boda, le dije: ¡No, no no! ¡No me puedo casar! Yo pertenesco acá, con mi familia, mis amigos, mi hogar, mi baile mi todo!

Todas: Ohhhhh, y no se casaron?

Profe: No, el renuncio a ser marinero y se quedo acá!

Todas: AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH


Ahora su marido viaja, pero un mes o dos como máximo. Es bastante lindo escuchar historias así porque te hacen pensar que ¡vos podes vivir una!
Quien sabe, no? No digo que va a venir un hada madrina y te va a dar el super-mega-vestido-rompe-ortos-de-minas-conchetas, pero puede ser que algún día te pase algo, realmente lindo.

6 comentarios:

Solchu J. dijo...

Idola la profe, enseña re bien y ademas baila, no saben.

Setzel dijo...

Que genia, porque mierda no tuve profesoras así?
KISS

Tina dijo...

que envidia!
quiero un marinero (?)
jajaja

~Coraline dijo...

Ahora yo quiero un marinero o algo asi e.e
pero con mi mala suerte voy a encontrar un pescado nomas
beso

naka dijo...

Quiero ser marinero... no, chiste solo quiero alguna historia linda.

En fin, por eso hay que abrirse a la vida y a las posibilidades, nunca se sabe que pueda llegar a pasarte. Hacer cosas, seguir lo que te gusta, salir de tu casa al menos para ir a la plaza, y ese tipo de cosas pueden llevarte a cosas que no imaginas. Las mujeres no deberian esperar tanto a que las busquen. Y yo creo que deberian ser mas abiertas (a la vida pero no de piernas... bueno quiza tambien jajaja)

Y nada, mucha suerte

PD: Tengo el presentimiento de que los pibes le deben tener ganas a esa profe.

Solchu J. dijo...

Naka: Tu presentimiento es coooooorrectoo! (Onda Su Gimenez el correcto)